Yoga facial, una revolución para tu rutina diaria

¿Sabías que el yoga facial puede ayudarte a rejuvenecer el aspecto de tu rostro y cuello en general? Con solo una serie de masajes rutinarios puedes llegar a mejorar arrugas y líneas de expresión, además de mejorar la flexibilidad de la piel y el tono muscular. No te pierdas una de las últimas tendencias para el cuidado del rostro, ¡el yoga facial es toda una revolución!.

¿Qué es el yoga facial?

Por si todavía no te has subido al tren del yoga, aquí te explicamos de qué se trata y cómo aplicarlo al rostro. El yoga son una serie de estiramientos y movimientos que se hacen para activar ciertas zonas del cuerpo, dándoles flexibilidad y tono muscular. Si aplicamos estos movimientos a nuestro cuello y rostro, no tan solo ganarán flexibilidad y tono muscular, sino que además mejorará el aspecto de la piel, disminuyendo arrugas y líneas de expresión, y mejorando su aspecto en general. ¡Nos encanta!

La piel del cuerpo está en gran parte compuesta por agua, elemento super importante para tener una piel hidratada y saludable, y ácido hialurónico, componente encargado de retener el agua y de que la piel se vea tersa y luminosa. Sin embargo, con el paso de los años, este ácido se va perdiendo y con él, podemos sentir que la piel de nuestro rostro pierde tersura, luminosidad y flexibilidad. Pero… ¡que no cunda el pánico! El yoga facial, si lo sumamos a nuestra rutina beauty facial diaria conseguirá prevenir, mejorar y revertir los efectos del envejecimiento de la piel. ¿Te animas a introducirlo a tu rutina facial?

¿Cómo puedo añadir el yoga facial en mi rutina diaria?

Ya te adelantamos que no te quitará mucho tiempo porque con 2 minutos diarios ya puedes notar una mejoría. La ventaja del yoga facial es que puedes hacerlo en cualquier momento del día, por ejemplo, mientras estás en la oficina trabajando delante del ordenador, o cuando te tumbas en la cama para dormir. Eso sí, si quieres hacerlo de forma más intensa y ayudándote de los dedos de la mano, a continuación te proponemos cómo hacerlo.

Antes de empezar...

Antes de nada, desmaquilla bien tu rostro aplicando un aceite vegetal y un gel limpiador facial. Es importante que tengas el rostro desmaquillado y las manos limpias para no llevar suciedad al rostro. Así pues, ya puedes empezar la rutina de 2 minutos de yoga facial. Los movimientos deben ser suaves y lentos, siendo conscientes de nuestra respiración e intentando poner la mente en estado de relajación. El yoga facial ayuda tanto a la piel del rostro como la del cuello así que es importante que cuando trabajemos el cuello, mantengamos los hombros en posición relajada y ligeramente volteados hacia atrás.

Realiza estos 4 ejercicios de yoga facial para mejorar tu rostro

Hay muchos ejercicios de yoga facial que puedes practicar pero para empezar, desde Identy te proponemos estos 4 que seguro te van a encantar

1- Masajea el contorno de los ojos ayudándote del dedo índice de cada mano. Sitúa los dedos entre ceja y ceja para empezar. A continuación deslízalos por encima de la ceja y hacia el exterior. Al llegar al rabillo del ojo, retorna al punto de partida deslizando los dedos suavemente por el párpado inferior. Ahora, masajea suavemente el párpado inferior en movimientos desde el centro hacia afuera. Repite esto 5 veces, y vuelve a empezar el movimiento.

2- Masajea la zona del entrecejo ayudándote de 2 dedos. Colócalos en el centro, entre ceja y ceja. Con movimientos suaves y haciendo una ligera presión, mueve los dedos como amasando hacia arriba. Regresa al punto de partida y vuelve a empezar. Repite durante 30 segundos.

3- Masajea las líneas de expresión de la frente con las manos. Sitúa dos dedos de cada mano en posición horizontal y masajea la frente hacia los laterales.

4- Para levantar, suavizar y reafirmar labios y mejillas, llena las mejillas de aire y muévelo despacio de lado a lado. Repite durante 30 segundos. Para mantener los labios sin tensar mientras realizas este ejercicio, pon una mano encima de los labios, como tapando la boca.

Con tan solo unos minutos de yoga facial al día te darás cuenta de que además de mejorar el aspecto del rostro, te ayuda a relajar y mejorar el estado mental, liberándote de preocupaciones. Es un buen ejercicio de meditación que te ayudará a lucir un rostro radiante.

Después de realizar estos ejercicios, te recomendamos que laves de nuevo la piel del rostro suavemente para acabar de eliminar impurezas y residuos que puedan quedar. Por último, no olvides hidratar tu piel con una crema.

La constancia es la clave del yoga, con lo que también lo es para el yoga facial. ¿A qué estás esperando para añadirlo a tus hábitos diarios de cuidado de tu rostro? ¿Tienes algún consejo que añadir? Anímate a practicarlo y cuéntanos tus sensaciones en los comentarios del Blog o a través de Instagram ¡nos encanta compartir experiencias con vosotros! Y sigue pasándote por aquí, cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar.

Descuento Identy Beauty
Descuento Identy Beauty

Deja un comentario